Chapada Diamantina: Trekking y paisajes impresionantes en Brasil

Chapada Diamantina

Brasil es un país que ofrece una gran diversidad de destinos turísticos, desde playas paradisíacas hasta ciudades cosmopolitas. Sin embargo, hay una región que destaca por su belleza natural y su potencial para el ecoturismo y la aventura: la Chapada Diamantina. Se trata de una meseta de origen volcánico que se encuentra en el estado de Bahía, y que alberga el Parque Nacional de la Chapada Diamantina, una de las áreas protegidas más importantes y espectaculares del país. En este artículo te contamos qué actividades puedes hacer y qué maravillas puedes descubrir en la Chapada Diamantina.

Índice
  1. Cómo llegar y cuándo ir a la Chapada Diamantina
  2. Qué hacer y qué ver en la Chapada Diamantina
  3. Conclusión

Cómo llegar y cuándo ir a la Chapada Diamantina

La Chapada Diamantina tiene una superficie de unos 38.000 km², lo que equivale a casi el tamaño de Suiza. La ciudad más importante y el principal punto de entrada para los viajeros es Lençóis, la capital del diamante, que conserva el encanto de su pasado colonial y minero. Desde Lençóis, se pueden realizar diferentes tipos de tours y excursiones para explorar la Chapada Diamantina, ya sea a pie, en bicicleta, en coche o en avioneta.

Para llegar a Lençóis, se puede volar desde Salvador de Bahía, la capital del estado, o se puede tomar un autobús desde otras ciudades de la región. Otra opción es llegar a otras ciudades de la Chapada Diamantina, como Mucugê, Andaraí, Palmeiras o Vale do Capão, y desde ahí tomar un transporte local hasta los principales destinos dentro de la meseta.

La Chapada Diamantina tiene un clima tropical de altitud, con una temperatura media de 23°C y una alta variación térmica entre el día y la noche. Sin embargo, hay dos estaciones bien diferenciadas: la estación seca, que va de abril a octubre, y la estación lluviosa, que va de noviembre a marzo. La mejor época para visitar la Chapada Diamantina depende de lo que quieras hacer y ver. En la estación seca, hay menos lluvia, más sol, más visibilidad y más facilidad para caminar y conducir por la meseta. En la estación lluviosa, hay más lluvia, más nubes, más vegetación y más caudal en los ríos y cascadas.

Qué hacer y qué ver en la Chapada Diamantina

La Chapada Diamantina ofrece una variedad de actividades y atracciones para todos los gustos y presupuestos. Algunas de las más populares y recomendadas son:

  • Hacer un trekking por el Vale do Pati, uno de los valles más bonitos y salvajes de la Chapada Diamantina, que tiene una extensión de unos 80 km y una duración de entre 3 y 5 días. El trekking te permitirá ver paisajes impresionantes, como montañas, ríos, cascadas, cuevas y bosques, y alojarte en casas de familias locales que te ofrecerán su hospitalidad y su gastronomía.
  • Visitar la Cachoeira da Fumaça, la segunda cascada más alta de Brasil, con sus 380 metros de altura. La cascada se encuentra en el Parque Nacional de la Chapada Diamantina, y se puede acceder a ella por dos caminos: por arriba, desde el pueblo de Capão, o por abajo, desde el pueblo de Lençóis. En ambos casos, el recorrido tiene un nivel de dificultad moderado y una duración de unas 6 horas ida y vuelta.
  • Explorar las grutas de la Chapada Diamantina, que son formaciones geológicas de gran belleza y valor histórico, ya que fueron escenario de la explotación del diamante en el siglo XIX. Algunas de las grutas más famosas son la Gruta da Lapa Doce, que tiene una longitud de casi 1 km y se puede recorrer con una linterna; la Gruta da Pratinha, que tiene un lago de aguas cristalinas donde se puede practicar snorkel o buceo; y la Gruta Azul, que tiene un efecto óptico que hace que el agua se torne de un color azul intenso cuando le da el sol.
  • Subir al Morro do Pai Inácio, uno de los miradores más emblemáticos y fotogénicos de la Chapada Diamantina, que tiene una altura de 1120 metros y ofrece una vista panorámica de 360º de la meseta. El morro se encuentra a unos 30 km de Lençóis, y se puede acceder a él por una carretera asfaltada y una caminata de unos 20 minutos. El mejor momento para subir al morro es al atardecer, cuando el sol tiñe el cielo y la tierra de colores.

Conclusión

La Chapada Diamantina es un destino increíble, que te ofrece la oportunidad de vivir una experiencia única y enriquecedora. Te invitamos a visitar la Chapada Diamantina, y a descubrir sus trekkings y sus paisajes impresionantes en Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Más Información