Qué hacer en Ouro Preto

que hacer en Ouro Preto

Ouro Preto es una de las joyas del patrimonio brasileño, declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad, situada en el estado de Minas Gerais, fue el centro de la fiebre del oro y de la inconfidencia mineira, un movimiento revolucionario contra el dominio portugués. Su arquitectura colonial, sus iglesias barrocas, sus museos y sus paisajes naturales la convierten en un destino fascinante y lleno de encanto.

Si quieres descubrir todo lo que Ouro Preto tiene para ofrecerte, te proponemos algunas actividades que no puedes perderte. Estas son algunas de las mejores opciones para disfrutar de esta ciudad, tanto en su aspecto histórico como en su aspecto cultural y natural.

Índice
  1. Visitar el Museo de la Inconfidencia
  2. Admirar las iglesias barrocas
  3. Recorrer el centro histórico
  4. Disfrutar de la naturaleza
  5. Conclusión

Visitar el Museo de la Inconfidencia

El Museo de la Inconfidencia es uno de los más importantes y visitados de Ouro Preto. Se encuentra en la antigua Casa de la Cámara y la Cárcel, en la plaza Tiradentes, el corazón de la ciudad. Este museo está dedicado a la memoria de los inconfidentes, los líderes del movimiento independentista que fueron ejecutados o desterrados por las autoridades coloniales en 1792.

El museo alberga una colección de objetos, documentos, pinturas y esculturas relacionados con la historia de Ouro Preto y de Brasil. Entre sus piezas más destacadas se encuentran los restos mortales de algunos de los inconfidentes, como Tiradentes, el mártir de la independencia, y el poeta Tomás Antônio Gonzaga. También se pueden ver muestras de la vida cotidiana, la cultura y el arte de la época colonial, como muebles, utensilios, monedas, armas y joyas.

El Museo de la Inconfidencia está abierto de martes a domingo, de 10 a 18 horas. La entrada cuesta 10 reales para los adultos y 5 reales para los estudiantes y los mayores de 60 años. Los menores de 7 años y los mayores de 80 años entran gratis.

Admirar las iglesias barrocas

Iglesia en Ouro Preto

Ouro Preto es famosa por sus iglesias barrocas, que son verdaderas obras de arte. Estas iglesias fueron construidas entre los siglos XVII y XIX, con el oro extraído de las minas y con el talento de los artistas locales, como el célebre Aleijadinho. Sus fachadas, sus altares, sus retablos y sus imágenes son de una belleza y una riqueza impresionantes.

Hay más de 20 iglesias en Ouro Preto, cada una con su propio estilo y su propia historia. Algunas de las más destacadas son:

  • Iglesia de San Francisco de Asís: Es la más famosa y la más visitada de Ouro Preto. Fue construida entre 1766 y 1810, y es considerada una obra maestra del barroco brasileño. Su fachada, diseñada por Aleijadinho, tiene una forma ondulada y está decorada con esculturas de ángeles y santos. Su interior, pintado por Mestre Ataíde, tiene un techo con una ilusión óptica que simula una cúpula. También se pueden admirar los altares de madera tallada y dorada, y el púlpito de piedra jabón, obra de Aleijadinho.
  • Iglesia de Nuestra Señora del Pilar: Es la más rica y la más lujosa de Ouro Preto. Fue construida entre 1711 y 1733, y se estima que se usaron más de 400 kilos de oro y 400 kilos de plata en su decoración. Su fachada, de estilo rococó, tiene una torre central y dos laterales. Su interior, de planta octogonal, tiene una cúpula pintada con escenas bíblicas y cuatro capillas laterales. El altar mayor, de estilo churrigueresco, tiene una imagen de la Virgen del Pilar, traída de España. También se pueden ver las imágenes de los doce apóstoles, obra de Aleijadinho.
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción: Es la más antigua y la más sencilla de Ouro Preto. Fue construida entre 1727 y 1746, y es la única que conserva su fachada original, de estilo manierista. Su interior, de planta rectangular, tiene un techo con pinturas alusivas a la Inmaculada Concepción. El altar mayor, de estilo neoclásico, tiene una imagen de la Virgen de la Concepción, patrona de la ciudad. En el subsuelo de la iglesia se encuentra la cripta donde está enterrado Aleijadinho, junto con su padre y su hermano.

Recorrer el centro histórico

Ouro Preto tiene un centro histórico que es un verdadero museo al aire libre. Sus calles empedradas, sus casas coloniales, sus plazas y sus monumentos son testimonios de su pasado glorioso y de su importancia histórica. Pasear por el centro histórico es una forma de viajar en el tiempo y de conocer la esencia de Ouro Preto.

Algunos de los lugares más emblemáticos del centro histórico son:

  • Plaza Tiradentes: Es la plaza principal y el punto de partida para recorrer el centro histórico. En ella se encuentra el monumento a Tiradentes, el héroe de la inconfidencia, que fue decapitado y descuartizado en este lugar. También se encuentra el Museo de la Inconfidencia, la Casa de la Cámara y la Cárcel, y el Museo de Ciencia y Técnica de la Universidad Federal de Ouro Preto.
  • Casa dos Contos: Es una de las casas más antiguas y más importantes de Ouro Preto. Fue construida entre 1782 y 1784, y fue sede de la administración fiscal del oro. En ella se guardaba y se pesaba el oro extraído de las minas, y se cobraba el quinto, el impuesto que se enviaba a la corona portuguesa. También fue usada como prisión y como casa de la moneda. Hoy en día es un museo que muestra la historia económica y social de Ouro Preto, con objetos, documentos y muestras de mineralogía.
  • Puente dos Contos: Es un puente de piedra que cruza el río das Velhas, y que conecta la Casa dos Contos con la Iglesia de San Francisco de Asís. Fue construido entre 1745 y 1755, y es uno de los símbolos de Ouro Preto. Su nombre se debe a que, según la leyenda, los esclavos que trabajaban en la Casa dos Contos contaban historias y leyendas en el puente, para entretenerse y olvidar sus penas.

Disfrutar de la naturaleza

Ouro Preto no solo tiene un patrimonio histórico y cultural, sino también un patrimonio natural. La ciudad está rodeada de montañas, bosques, cascadas y ríos, que ofrecen paisajes espectaculares y oportunidades para practicar actividades al aire libre. Algunas de las opciones para disfrutar de la naturaleza en Ouro Preto son:

  • Parque Estatal de Ouro Preto: Es un área protegida que abarca más de 10 mil hectáreas, y que tiene como objetivo preservar la biodiversidad y el patrimonio histórico de la región. El parque tiene varios senderos que permiten recorrer sus ecosistemas, como el cerrado, el campo rupestre y la mata atlántica. También tiene varios atractivos naturales, como el pico do Itacolomi, el más alto de Ouro Preto, con 1.772 metros de altura, y la cascada das Andorinhas, una de las más bonitas de la zona.
  • Lavras Novas: Es un distrito de Ouro Preto, situado a unos 17 km del centro histórico. Es un pueblo de origen minero, que conserva su arquitectura colonial y su ambiente tranquilo y acogedor. Es un lugar ideal para relajarse y disfrutar de la naturaleza, ya que tiene varias opciones de hospedaje, gastronomía y artesanía. También tiene varios atractivos naturales, como la represa do Custódio, el mirador do Capela, la cascada do Rapel y la cascada do Castelinho.
  • Mariana: Es una ciudad vecina de Ouro Preto, situada a unos 12 km de distancia. Es la primera capital de Minas Gerais, y también tiene un rico patrimonio histórico y cultural. Su centro histórico tiene varias iglesias, como la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, la Iglesia de San Francisco de Asís y la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. También tiene varios museos, como el Museo de Arte Sacro, el Museo de la Música y el Museo del Oro. Además, tiene una atracción única: el tren turístico que conecta Mariana con Ouro Preto, que ofrece un paseo de unos 40 minutos por el paisaje rural y minero de la región.

Conclusión

Ouro Preto es una ciudad que te sorprenderá con su historia, su cultura y su naturaleza. Si quieres vivir unas vacaciones diferentes y enriquecedoras, no dudes en visitar esta ciudad, que te transportará a otra época y te hará sentir parte de su legado. Eso sí, recuerda que se trata de un lugar patrimonial y ecológico, que debes cuidar y respetar, para que siga siendo un tesoro de la humanidad

Subir

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Más Información